Actualmente se está utilizando: Ccbot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)
Este sitio funciona mejor en los siguientes navegadores:
Firefox ver. 3 y superiores
Internet Explorer ver. 8 y superiores
Opera ver. 2 y superiores
Safari ver. 3 y superiores
Chrome ver. 3 y superiores

La importancia de las Vitaminas

2013-05-31

Las vitaminas son necesarias para el buen funcionamiento celular del organismo ya que activan la oxidación de la comida, las operaciones metabólicas y facilitan la utilización y liberación de la energía proporcionada a través de los alimentos. Dado que el cuerpo no puede fabricarlas por sí mismo, es muy importante complementar la alimentación de sus pequeños con dichas vitaminas, y así crezcan fuertes y sanos.

Cada célula del cuerpo tiene la función de transformar los aminoácidos (sustancias químicas orgánicas), los minerales y los oligoelementos (catalogados como elementos químicos esenciales para el organismo) en proteínas, hormonas y enzimas (de las cuales se desprenden las reacciones químicas). Algunas vitaminas forman parte de esas enzimas por lo que resultan indispensables para nuestro cuerpo.

De las 13 vitaminas diferentes que se conocen actualmente, podemos distinguir dos grupos:

  1. Las vitaminas hidrosolubles como la vitamina C y el grupo de las vitaminas B. Éstas se disuelven en el agua, el organismo no puede almacenarlas y el exceso es eliminado por el sudor y la orina. Por ende, es necesario un aporte diario de estas vitaminas.
  2. El otro grupo de vitaminas es el de las vitaminas liposolubles que se disuelven en grasas como la vitamina A, D, E y K.

Una mnemónica o manera de recordar las vitaminas liposolubles es “ha de kaer” o “ADEK” como Adekon-C.

Estas vitaminas liposolubles se almacenan en los tejidos adiposos y en el hígado. Cada vitamina tiene una composición diferente y sus funciones también varían.

Vitamina A:

Vitamina D:

Vitamina C:

Adekon-C ofrece en su formulación las vitaminas A, D y C, por lo que es el complemento adicional idóneo en la dieta de lactantes y niños.

Sólo recuerde consultar a su médico y no olvide tener una alimentación adecuada, equilibrada, respetando sus horarios, sin comer entre comidas para evitar los desequilibrios alimenticios, además de realizar alguna actividad física al menos de 30 minutos diarios.

Más información

Regresar